Botánica de las leguminosas - INTRODUCCION



Botánica de las leguminosas
INTRODUCCION
La familia de las leguminosas, una de las de mayor connotación dentro de las antofitas
debido a su importancia desde el punto de vista ecológico, económico y social, presenta
una enorme diversidad genérico-específica. Según Barreto (1990), este taxa lo conforman
650 géneros y aproximadamente 18 000 especies y es uno de los tres más grandes de las
angiospermas.
Sus especies poseen una compleja estructura, tanto en los estadios vegetativos como en
los reproductivos, lo cual permite diferenciarlas fácilmente de las otras familias de plantas
que florecen. Ello cobra particular importancia durante la etapa de fructificación, período
en las que estas difieren sensiblemente de los restantes del reino vegetal, gracias a su
cualidad particular de presentar sus semillas contenidas en legumbres y además, por la
presencia de nódulos fijadores de N2 en su sistema radical, producto de su interacción con
los rizobios del suelo.
La diversidad morfológica de los constituyentes de leguminosas es abismal. Baste decir
que entre sus componentes específicos podemos encontrar desde las formas arbóreas y
arbustivas de constitución leñosa, hasta las formas herbáceas suculentas y , dentro de
estas últimas, desde las que poseen la particularidad de conformar cubiertas más o menos
densas sobre el suelo hasta las que tienen la posibilidad de trepar y asociarse fuertemente
con la vegetación circundante..
Debido a la importancia que poseen las especies de las leguminosas en el ámbito
agropecuario, como mejoradoras de los sistemas agro productivos, desde el punto de vista
del suelo: propiedades físico-químicas; de la dieta animal; elevado valor nutritivo; de sus
altas fijaciones de N2; reemplazadoras de fertilizantes inorgánicos y mejoradoras del
ambiente en general; utilizadas en asociaciones bimodales, bancos de proteínas o
multiasociaciones, se hace imprescindible conocer la identidad de las especies de esta
familia, de tal forma que sea posible una mejor comprensión de su adaptabilidad y
potencialidad como plantas productoras de alimentos de consumo directo por el hombre o
de forrajes y otras formas de consumo animal.
1. Morfología descriptiva y diferencial de las leguminosas.
Las leguminosas son plantas dicotiledóneas, cuyo embrión está compuesto por dos
cotiledones u hojas cotiledonales. Esta familia, en el orden sistemático, como se
profundizará posteriormente, está dividida en tres subfamilias bien diferenciadas:
Mimosoidae: plantas leñosas y herbáceas con flores regulares; Caesalpinioideae: con
flores irregulares y Faboideae: plantas herbáceas o leñosas con flores de forma
papilonadas o amariposadas.
Entre las características principales de esta familia se encuentran las siguientes:
 Porte arbóreo, arbustivo o herbáceo, en ocasiones plantas sufruticosas, varias
especies trepadoras.
Fuente: BOTANICA DE LAS LEGUMINOSAS
Dr. Rey Machado Castro
Publicar un comentario en la entrada