BOTÁNICA SISTEMÁTICA FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO Nomenclatura Vulgar

BOTÁNICA SISTEMÁTICA
FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO
Nomenclatura Vulgar y Nomenclatura Científica
Para nombrar las plantas existen los llamados nombres comunes o vulgares o vernaculares, los cuales son espontáneos y localizados para determinada región geográfica; dichos nombres no obedecen a reglas establecidas y corresponden a la nomenclatura popular. No así la nomenclatura científica, nombres científicos, que está reglamentada y debe ser acatada y utilizada internacionalmente.
El siguiente cuadro muestra las características y diferencias entre ambos tipos de nomenclatura (Aristeguieta, 1985).
---------------------------------------------------------------------------
Nomenclatura Popular, Común o Vulgar
1. Es de uso local o regional, puede incluso ni siguiera ser válido a nivel nacional. Cambia radicalmente en los diferentes idiomas.
2. Se aplica a un número restringido de plantas, que por una u otra razón tengan importancia para el hombre.
3. Un mismo nombre puede utilizarse para una o más plantas.
4. Una misma planta puede ser conocida bajo distintos nombres y en la mayoría de los casos es difícil averiguar la confusión que surge de tal hecho.
5. Se utiliza en el lenguaje común por personas no especialistas en la ciencia botánica.
6. Existe en algunos casos, sólo un ligero esbozo para indicar parentesco o afinidad entre las plantas denominadas a partir de los nombres populares. En otros casos no se contempla tal posibilidad. Por ello, el nombre común, no permite ubicar la planta dentro de grupos o categorías de mayor jerarquía.
7. En casos de confusiones sobre el nombre correcto aplicado a una planta (exceptuando sólo a plantas muy conocidas), no existe ninguna forma que determine y aclare tal situación.
8. La utilización del nombre popular no acompañado por su respectivo nombre científico, resta validez e importancia a cualquier comunicación o publicación científica.
9. Los nombres populares son una buena orientación para localizar plantas raras y escasas en una zona o región determinada, pues a partir de ellos podemos recibir ayuda por parte de los campesinos moradores de la región.
10. No hay ningún tipo de reglamentación para el establecimiento de los nombres comunes, surgen a partir de muchas fuentes populares, por ello son estáticos y sólo representan la tradición, las costumbres y la moda de una época, pueden incluso cambiar con el tiempo, en forma caprichosa y arbitraria.
11. En resumen, los nombres populares son espontáneos, folklóricos, no reglamentados, aparecen y desaparecen de acuerdo con las costumbres, gustos, tradiciones y modas, representan la expresión popular de una época y se emplean para designar las plantas utilizadas por una comunidad en particular.
Estos nombres, dependen de la importancia y utilización de la planta, pueden ser bastante fijos y duraderos y abarcar un concepto de amplio uso en el idioma propio de cada nación, o or el contrario, pueden ser muy localistas, variables y no permanentes.
Nomenclatura Científica o Botánica
1. Es de uso y validez internacional y no varía con los idiomas.
2. Se aplica a todas las plantas, tengan o no importancia conocida para el hombre.
3. Un mismo nombre sólo se utiliza para una planta.
4. Una misma planta puede ser conocida bajo uno o más nombres pero siempre habrá la posibilidad de averiguar exactamente de qué planta en concreto se está hablando.
5. Se utiliza en el lenguaje científico, fundamentalmente por especialistas en botánica.
6. El nombre botánico utiliza la llamada nomenclatura binomial (Género y especie) y en todo momento representa la clasificación final que busca mostrar parentesco y afinidad evolutiva. Por ello, a partir del nombre científico, podemos siempre ubicar la planta nombrada dentro de categorías de mayor jerarquía (familias, órdenes, clases, etc.).
7. En casos de confusiones, siempre se podrá aclarar la correcta identificación botánica de la planta pues ella está basada en estudios científicos que puedan ser constatados en cualquier momento. Existen, desde luego, casos especiales, pero ello sucede en grupos no bien establecidos por especialistas. Estos casos son objeto de estudios específicos que avanzan y aclaran constantemente tales dificultades, forman parte precisamente de las llamadas revisiones taxonómicas que hacen avanzar el conocimiento y la mejor ubicación de las plantas dentro de sus respectivos grupos.
8. Toda publicación científica exige el nombre botánico de las plantas señaladas en el estudio y no es necesario indicar, aun cuando es de cierta importancia, los correspondientes nombres populares.
9. Los nombres científicos por no ser populares, tienen muy poco o ningún valor para comunicarse con los campesinos y moradores de una región determinada.
10. Los Nombres botánicos constituyen el resultado o producto final de una investigación científica y nunca representan algo caprichoso o arbitrario. Por ello no son estáticos ni definitivos, son objetos de constante revisión, que puede traer como resultado su reafirmación o un cambio parcial o total, todo de acuerdo con el progreso y avance de las investigaciones  científicas que se realicen. Los cambios propuestos en la nomenclatura botánica tienen que estar razonados y justificados en trabajos escritos y publicados en revistas de reconocido prestigio internacional. Estos cambios son registrados en los llamados Índices de Nomenclatura Botánica, los cuales constituyen a su vez, publicaciones especiales que circulan entre la comunidad científica internacional.
11. Los nombres científicos representan el producto de investigaciones llevadas a cabo por botánicos especialistas. No son fijos ni tradicionalistas, cambian de acuerdo con los estudios y revisiones más detalladas que constantemente efectúan especialistas en la materia, todo lo cual es conocido, mediante la publicación respectiva, pro el mundo científico internacional.
-----------------------------------------------------------------------------

Fuente: BOTÁNICA SISTEMÁTICA
FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO
Carmen Benítez de Rojas (Coordinadora)
Alfonso Cardozo L.
Luis Hernández Ch.
Marlene Lapp
Héctor Rodríguez
Thirza Ruiz Z.
Pedro Torrecilla
Publicar un comentario en la entrada