Capítulo 4 Literatura Botánica Taxonómica.

Capítulo 4
Literatura Botánica Taxonómica. Definición. Objetivos. Bibliotecas.
Museos. Importancia. Premisas para el Estudio de la Literatura
Taxonómica. Principios que guían el uso de la Literatura Taxonómica.
Clasificación de la Literatura Taxonómica. Obras Generales. Indices
Generales. Floras del Mundo. Monografías. Publicaciones Periódicas.
Boletines Informativos. Textos de Taxonomía Vegetal. Obras y
Publicaciones Periódicas sobre Plantas Cultivadas. Obras y
Publicaciones Periódicas sobre Malezas. Obras sobre Plantas Tóxicas y
Medicinales. Diccionarios. Bibliografías, Catálogos e Indices. Literatura
Taxonómica Venezolana. Publicaciones Periódicas Venezolanas.
---------------------------------------------------------------------------
Con el desarrollo humano, los pueblos han perfeccionado e institucionalizado dos grandes Sistemas Complementarios para almacenar y recuperar el registro de sus logros acumulados sobre historia, ciencia y cultura.
Esos dos sistemas o instituciones, los cuales resumen la civilización son las Bibliotecas y los Museos.
Los primeros se han desarrollado con el registro de la escritura y más recientemente el registro hablado y los segundos con el registro de material incluyendo artefactos y especimenes comprobantes de la naturaleza.
El registro dibujado gráfico como lo son las ilustraciones, fotografías y pinturas, es utilizado por los dos sistemas; cada uno documenta y soporta al otro y cada uno a su vez es caracterizado por ser un gran almacén de información.
A las Bibliotecas pertenecen todos los archivos escritos de la humanidad, publicados o no, y siendo depositarios de la literatura mundial, simbolizan la comunicación mediante las publicaciones como se han desarrollado en 500 años desde la invención de la escritura movible (a máquina).
Es así como cada libro o revista puede ser visto como un tipo de sistema de información
seleccionada, organizada, evaluada, mostrada e indizada en un formato particular para su rápida y conveniente recuperación.
Los Museos como instituciones de jerarquía sirven para almacenar, conservar, exhibir, prestar e intercambiar colecciones de objetos y especimenes, y obviamente para estudiar e investigar.
Aparte de simples curiosidades, esas colecciones no solo respaldan la publicación de registros, sino que también proveen un vasto reservorio de información no registrada y útil para estudio de generaciones futuras.
Existen muchas clases de museos como los de arte, historia, tecnología, aeronáutica, ciencias naturales, etc., siendo cada uno especializado, como lo son los herbarios dentro de un museo de historia natural.
Las Bibliotecas y Museos existen para el beneficio de la sociedad como un todo, desarrollando sus propios sistemas de información y es así como la Botánica Sistemáticaentre las disciplinas científicas ha desarrollado su sistema de información con propósitos especiales. Así mismo y ya que la literatura aceptada de plantas se está produciendo desdehace casi 200 años, existe una literatura vieja y muy complicada en libros, revistas,panfletos, muchos de los cuales han tenido distribución limitada y en varios idiomas, la cual representa una información de primordial importancia para los sistemáticos y/o taxónomos.
Lo especial y sobresaliente del saber histórico en taxonomía le da un significado especial a las bibliotecas, museos y herbarios donde los objetos esenciales de ese saber histórico (la literatura y los especímenes) son preservados, representando así sistemas ideados para recuperar información desde esos depósitos.
La Taxonomía es una ciencia fundamentalmente descriptiva y grandemente documentada, razón por la cual su literatura es voluminosa y constituye una parte vital de su estructura ya que independientemente de cual sea el problema; identificación de una planta desconocida, solución a un problema nomenclatural, estudio monográfico o florístico, su solución se logra con el uso de publicaciones importantes sobre el tema.
De allí la necesidad de que los sistemáticos y/o taxónomos sean tan buenos bibliógrafos como científicos de plantas. Ya que los investigadores utilizan literatura muy voluminosa y pobremente indizada para resolver problemas taxonómicos, el grado de conocimiento de la bibliografía y la capacidad de discernir de ella, afectará en gran medida su éxito como taxónomo.
Los sistemáticos o taxónomos utilizan las bibliotecas botánicas como fuentes de información, centros de documentación y como facilitadoras de servicios. Las colecciones de las bibliotecas son utilizadas para obtener información sobre nomenclatura, caracterización, identificación, clasificación y relaciones ente los taxones involucrados, para obtener perspectivas históricas sobe un determinado estudio sistemático y para ponerse al corriente de los adelantos en el campo de la sistemática y/o taxonomía. Otros usuarios de las bibliotecas botánicas pueden ser: Morfólogos, Anatomistas, Micólogos, Ecólogos, Liquenólogos, Fisiólogos, Etnobotánicos, Horticultores, Ficólogos, Pteridólogos.
Fuente: BOTÁNICA SISTEMÁTICA
FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO
Carmen Benítez de Rojas (Coordinadora)
Alfonso Cardozo L.
Luis Hernández Ch.
Marlene Lapp
Héctor Rodríguez
Thirza Ruiz Z.

Pedro Torrecilla

Celtis australis

  

34. Celtis australis
Nombre común: Almez
Origen: Región Mediterránea
Familia: Ulmaceae
Descripción: De porte medio, el almez tiene el tronco liso y recto y su corteza es grisácea. La
madera se usa para carpintería y para carbón y la corteza proporciona un tinte amarillento.
Es un árbol caduco, las hojas terminan en punta y son de margen aserrado. Las flores
aparecen al mismo tiempo que las hojas y se abren a mediados de primavera. Los frutos
son esféricos y negruzcos. Florece de abril a mayo.
Fuente: Guía de Plantas del Botánico
“Celestino Mutis”
www.aytorota.es

BOTÁNICA SISTEMÁTICA FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO Nomenclatura Vulgar

BOTÁNICA SISTEMÁTICA
FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO
Nomenclatura Vulgar y Nomenclatura Científica
Para nombrar las plantas existen los llamados nombres comunes o vulgares o vernaculares, los cuales son espontáneos y localizados para determinada región geográfica; dichos nombres no obedecen a reglas establecidas y corresponden a la nomenclatura popular. No así la nomenclatura científica, nombres científicos, que está reglamentada y debe ser acatada y utilizada internacionalmente.
El siguiente cuadro muestra las características y diferencias entre ambos tipos de nomenclatura (Aristeguieta, 1985).
---------------------------------------------------------------------------
Nomenclatura Popular, Común o Vulgar
1. Es de uso local o regional, puede incluso ni siguiera ser válido a nivel nacional. Cambia radicalmente en los diferentes idiomas.
2. Se aplica a un número restringido de plantas, que por una u otra razón tengan importancia para el hombre.
3. Un mismo nombre puede utilizarse para una o más plantas.
4. Una misma planta puede ser conocida bajo distintos nombres y en la mayoría de los casos es difícil averiguar la confusión que surge de tal hecho.
5. Se utiliza en el lenguaje común por personas no especialistas en la ciencia botánica.
6. Existe en algunos casos, sólo un ligero esbozo para indicar parentesco o afinidad entre las plantas denominadas a partir de los nombres populares. En otros casos no se contempla tal posibilidad. Por ello, el nombre común, no permite ubicar la planta dentro de grupos o categorías de mayor jerarquía.
7. En casos de confusiones sobre el nombre correcto aplicado a una planta (exceptuando sólo a plantas muy conocidas), no existe ninguna forma que determine y aclare tal situación.
8. La utilización del nombre popular no acompañado por su respectivo nombre científico, resta validez e importancia a cualquier comunicación o publicación científica.
9. Los nombres populares son una buena orientación para localizar plantas raras y escasas en una zona o región determinada, pues a partir de ellos podemos recibir ayuda por parte de los campesinos moradores de la región.
10. No hay ningún tipo de reglamentación para el establecimiento de los nombres comunes, surgen a partir de muchas fuentes populares, por ello son estáticos y sólo representan la tradición, las costumbres y la moda de una época, pueden incluso cambiar con el tiempo, en forma caprichosa y arbitraria.
11. En resumen, los nombres populares son espontáneos, folklóricos, no reglamentados, aparecen y desaparecen de acuerdo con las costumbres, gustos, tradiciones y modas, representan la expresión popular de una época y se emplean para designar las plantas utilizadas por una comunidad en particular.
Estos nombres, dependen de la importancia y utilización de la planta, pueden ser bastante fijos y duraderos y abarcar un concepto de amplio uso en el idioma propio de cada nación, o or el contrario, pueden ser muy localistas, variables y no permanentes.
Nomenclatura Científica o Botánica
1. Es de uso y validez internacional y no varía con los idiomas.
2. Se aplica a todas las plantas, tengan o no importancia conocida para el hombre.
3. Un mismo nombre sólo se utiliza para una planta.
4. Una misma planta puede ser conocida bajo uno o más nombres pero siempre habrá la posibilidad de averiguar exactamente de qué planta en concreto se está hablando.
5. Se utiliza en el lenguaje científico, fundamentalmente por especialistas en botánica.
6. El nombre botánico utiliza la llamada nomenclatura binomial (Género y especie) y en todo momento representa la clasificación final que busca mostrar parentesco y afinidad evolutiva. Por ello, a partir del nombre científico, podemos siempre ubicar la planta nombrada dentro de categorías de mayor jerarquía (familias, órdenes, clases, etc.).
7. En casos de confusiones, siempre se podrá aclarar la correcta identificación botánica de la planta pues ella está basada en estudios científicos que puedan ser constatados en cualquier momento. Existen, desde luego, casos especiales, pero ello sucede en grupos no bien establecidos por especialistas. Estos casos son objeto de estudios específicos que avanzan y aclaran constantemente tales dificultades, forman parte precisamente de las llamadas revisiones taxonómicas que hacen avanzar el conocimiento y la mejor ubicación de las plantas dentro de sus respectivos grupos.
8. Toda publicación científica exige el nombre botánico de las plantas señaladas en el estudio y no es necesario indicar, aun cuando es de cierta importancia, los correspondientes nombres populares.
9. Los nombres científicos por no ser populares, tienen muy poco o ningún valor para comunicarse con los campesinos y moradores de una región determinada.
10. Los Nombres botánicos constituyen el resultado o producto final de una investigación científica y nunca representan algo caprichoso o arbitrario. Por ello no son estáticos ni definitivos, son objetos de constante revisión, que puede traer como resultado su reafirmación o un cambio parcial o total, todo de acuerdo con el progreso y avance de las investigaciones  científicas que se realicen. Los cambios propuestos en la nomenclatura botánica tienen que estar razonados y justificados en trabajos escritos y publicados en revistas de reconocido prestigio internacional. Estos cambios son registrados en los llamados Índices de Nomenclatura Botánica, los cuales constituyen a su vez, publicaciones especiales que circulan entre la comunidad científica internacional.
11. Los nombres científicos representan el producto de investigaciones llevadas a cabo por botánicos especialistas. No son fijos ni tradicionalistas, cambian de acuerdo con los estudios y revisiones más detalladas que constantemente efectúan especialistas en la materia, todo lo cual es conocido, mediante la publicación respectiva, pro el mundo científico internacional.
-----------------------------------------------------------------------------

Fuente: BOTÁNICA SISTEMÁTICA
FUNDAMENTOS PARA SU ESTUDIO
Carmen Benítez de Rojas (Coordinadora)
Alfonso Cardozo L.
Luis Hernández Ch.
Marlene Lapp
Héctor Rodríguez
Thirza Ruiz Z.
Pedro Torrecilla

CONYZA CANADENSIS



CONYZA CANADENSIS
Su nombre común es coniza, es una especie botánica de planta con flor de la
familia de las Asteraceas, proviene de Norteamérica y se ha naturalizado en
la Península Ibérica. La coniza es una planta herbácea anual de 20 a 100
cm., su tallo es de color verde, erecto, velloso y muy ramificado con hojas lanceoladas,
las flores son pequeñas y numerosas, amarillentas o blanquecinas.
Se encuentra en herbazales, bordes de acequias o lagunas, zonas de cultivo,
bordes de camino hasta los 1.100 m y florece entre julio y septiembre.
Fuente: GUÍA BOTÁNICA
TALLER DE EMPLEO
COMILLAS SOSTENIBLE
MONITOR INTÉRPRETE MEDIOAMBIENTAL
TEXTOS: MARÍA TERESA PEREZ SOBRADO, SUSANA RAYON FERNANDEZ, CARMEN
GORDO GONZALEZ, PILAR NORIEGA SANCHEZ, ISABEL RODRIGUEZ GONZALEZ, MONICA

ROJAS GARCIA..

GENTIANA OCCIDENTALIS

GENTIANA OCCIDENTALIS Esta planta pertenece a la familia de las Gentianaceas, es una planta herbácea perenne, se puede encontrar en lo...